Mal Aliento en Perros (Causas y Cómo evitarlo)

El mal aliento en perros es más frecuentes de lo que parece y suele ser más común en los peludos con el hocico más corto y cara más plana. Por lo general, la halitosis de los perros -como sucede con las personas- suele ser resultado de una mala higiene dental. Aunque, también hay otras causas como una dieta poco saludable o la vida sedentaria.

Por otro lado, esta también puede ser consecuencia de problemas más graves como enfermedades o transtornos digestivos, infecciones o problemas respiratorios. También, puede ser cosa de la edad, cuando se hacen más mayores algunos canes empiezan a tener mal aliento porque sus dientes se van deteriorando.

Además del mal aliento, la halitosis también puede provocarles molestias más graves a nuestros amigos de cuatro patas como dolor al comer, pérdida de algunos dientes, exceso de salivación y/o sangrado en la encías.

Por eso, es necesario que conozcas las causas y cómo evitar el mal aliento en tu perro. La prevención siempre es la mejor opción para que tu perrete viva sano y feliz durante años.

Causas de mal aliento en perros

Existen muchísimas causas por las que nuestra mascota puede tener mal aliento, algunas más alarmantes que otras, aunque todas pueden tener solución. A continuación repasamos algunos de lo motivos más comunes:

  • Mala alimentación: Los piensos artificiales suelen producir un olor mucho más desagradable que otros tipos de alimentación como las que se basan en el consumo de alimentos crudos.
  • Acumulación de sarro: Una falta de limpieza en los dientes del perro puede hacer se acumule un exceso de sarro, provocando un olor desagradable.
  • Diabetes: Si percibes un olor desagradable con cierto toque afrutado es probable que la causa sea que el perro es diabético.
  • Problemas localizados en la boca: Como caries, gingivitis u otras patologías de tipo infeccioso.
  • Infección de faringe: Ya sea de tipo bacteriano, vírico o por hongos.
  • Trastornos del sistema digestivo: Si percibimos un olor fétido es probable que el can tenga algún tipo de problema estomacal. Este suele ir acompañado de otros síntomas como vómitos frecuentes y falta de apetito.
  • Problemas con su aparato respiratorio: Como la inflamación de sus conductos nasales (rinitis) o de los senos (sinusitis).
  • Infecciones renales: En este caso el aliento tendrá un característico olor similar al de la orina
  • La edad: Cuando nuestros perretes se hacen mayores muchas veces su aliento huele un poco peor, aunque no debería de resultar alarmante.

Cómo evitar el mal aliento en tu perro

Evitar que nuestros amigos de cuatro patas tengan mal aliento pasa por tener siempre en mente tres puntos clave esenciales: alimentación, hábitos y cuidado de su salud.

Alimentación

Es imprescindible que le demos a nuestra mascota una dieta sana y equilibrada que le proporcione todo los nutrientes que necesita. Huye de los piensos fabricados con subproductos animales de baja calidad y apuesta por una alimentación natural, nuestro consejo es no darle a nuestro perro lo que no nos gustaría para nosotros.

Si has detectado que tu mascota tiene mal aliento una buena solución es apostar por una dieta BARF basada en productos naturales y no cocinados. Además, apunta dos tríos de comidas que nunca fallan: apio, manzanas y zanahoria y canela, aceite de coco y perejil. Los primeros son un aporte vitamínico que actúa como un “cepillo de dientes” natural, contribuyendo a eliminar la placa bacteriana. La mezcla de los segundos es un trío maravilla para combatir en la mal aliento que además fortalecerá su sistema inmunitario.

Por otro lado, una gran opción es introducir suplementos en su dieta que, además de eliminar el mal aliento, tienen otros muchos efectos beneficiosos para su salud. ¡Toma nota!

  1. Espirulina: Espolvoreada sobre su comida tiene un increíble efecto para neutralizar el olor en el pelaje o mal aliento. También es un gran antiinflamatorio y ayuda a mejorar el sistema inmunitario.
  2. Harina de coco: Ayuda a combatir las bacterias y a mejorar la salud de la boca y el sistema digestivo, entre otros.
  3. Algas marinas: Eficaz contra el mal aliento, el sarro y la placa. Además de contar con un montón de nutrientes naturales.

Hábitos de vida saludable

Los hábitos de tu mascota influyen enormemente en su salud y, por supuesto, también en su aliento. Si lleva una vida sedentaria es más probable que se manifiesten ese tipo de síntomas. Es importante que el perrete esté activo para que su organismo se mantenga en forma.

Procura dar paseos largos y frecuentes, al menos un par al día con los más pequeños y un mínimo de tres con los más activos y/o de mayor tamaño. Procura también que jueguen en casa si no puedes sacarlos tanto como te gustaría.

Otro gran hábito saludable es la higiene dental, cepilla los dientes de tu perro u opta por barritas y snacks para eliminar el sarro como esta barrita dental de ginseng.

Cuidado de la salud

Te recomendamos que lleves a tu perro al veterinario de forma regular, al menos una vez al año. Por supuesto, si detectas alguna causa preocupante como un mal aliento alarmante, acude inmediatamente para que le realicen un chequeo ya que puede ser consecuencia de algún problema de salud grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.