10 síntomas en tu perro que nunca debes ignorar

Cuando tu perro no se encuentra bien, o tiene una actitud más “apagada”, con frecuencia es difícil saber el por qué. En muchas ocasiones puede tratarse de algo transitorio, pero en otras puede ser señal de algo más grave.

Los síntomas que detallamos a continuación son algunos de los que nunca deberíamos ignorar y deberían ser vigilados por un veterinario.

1. Pérdida de apetito y pérdida de peso

En muchos casos, la pérdida de apetito en perros es un síntoma de una enfermedad subyacente, y esto podría afectar a su salud. En el caso de los cachorros de 6 meses o menos el problema podría ser aún más grave.

En el caso de pérdidas de peso, éstas pueden deberse simplemente a un desequilibrio calórico. Este desequilibrio podría deberse a una pérdida puntual de apetito, más ejercicio del habitual…

Si la pérdida de peso excede el 10% del peso normal de tu perro es una alerta que no puedes ignorar y debes acudir al veterinario.

2. Letargo y fatiga extrema.

Un perro aletargado parecerá adormilado, “apagado” o indiferente a diferentes estímulos visuales o auditivos de su alrededor.

Este síntoma en ocasiones podría señalar diferentes desórdenes entre los cuales alguno podría ser grave. Si tu perro presenta esta situación durante más de 48h y no es debido a un exceso de ejercicio o periodos de celo en hembras, te recomendamos que pidas cita al veterinario.

3. Toser

Salvo que se trate de un solo episodio de tos, este síntoma en los perros puede indicar diferentes problemas. Algunos ejemplos son: una posible obstrucción en la tráquea, tos de perrera, bronquitis, neumonía, dirofilariasis (parásitos del corazón), insuficiencia cardiaca y tumores pulmonares.

Todas las causas de la tos deben investigarse, y en la mayoría de los casos, recibir tratamiento.

4. Fiebre

Si la temperatura de tu perro aumenta significativamente generalmente quiere decir que su cuerpo está combatiendo alguna infección.

La temperatura normal en los perros es de 37 a 39 grados Celsius. Si tu perro tiene una temperatura superior te recomendamos que pidas cita a tu veterinario.

5. Dificultad para respirar

Un perro con insuficiencia respiratoria tendrá dificultad al respirar o falta de aire, lo que puede ocurrir cuando inhala o exhala. La dificultad al respirar puede significar que sus tejidos no reciben suficiente oxígeno. Además, los perros con insuficiencia cardiaca podrían no ser capaces de enviar suficiente sangre a sus músculos y otros tejidos.

La insuficiencia respiratoria frecuentemente va de la mano con el aumento de fluido en los pulmones o en la cavidad pectoral, lo que ocasiona la falta de aire y tos. Si tu perro de pronto tiene problemas para respirar que no han sido diagnosticados, debe ver a un veterinario inmediatamente.

6. Problemas para orinar

Si tu perro tiene problemas al orinar, hace demasiado esfuerzo para orinar, lo intenta sin éxito o incluso llora al orinar te recomendamos que visites a tu veterinario.

7. Diarrea, orina o vómito con sangre.

La sangre fresca en las heces indica hemorragia en el recto o colón.

La sangre en la orina del perro, llamada hematuria, puede ser evidente o microscópica. El motivo podría ser un bloqueo del tracto urinario, infección bacteriana o incluso cáncer.

También pueden existir diarreas o vómitos ante un cambio de alimentación. Es normal que ocurra sobre todo si pasamos de alimentación con bolitas de pienso a comida natural.

8. Caminar de un lado a otro, agitación, intentos de vomitar sin éxito

Cuando un perro camina de un lado a otro y parece no querer o no ser capaz de calmarse, puede ser una señal de que padece dolor, malestar, o angustia. Una condición muy grave, en la cual son comunes estos síntomas es la dilatación vólvulo gástrica (GDV, por sus siglas en inglés), también conocida como bloat (hinchamiento). Otro signo de bloat es cuando el perro intenta vomitar pero no lo logra. Ante un caso de estos es urgente acudir a tu veterinario.

9. Desmayo o colapso

Cuando un perro se desploma, significa que ha sufrido una repentina pérdida de fuerza, lo que ocasiona que se caiga y no sea capaz de levantarse de nuevo. Si un perro que ha colapsado también pierde el conocimiento, se ha desmayado.

Cualquiera de estas situaciones son una emergencia, incluso si tu perro se recupera rápidamente y parece estar normal pocos segundos o minutos después del colapso.

Todas las causas del desmayo o colapso son graves y requieren una visita inmediata al veterinario. Éstas podrían ser un problema potencial del sistema nervioso (cerebro, médula espinal o nervios), del sistema músculo esquelético (huesos, articulaciones y músculos), del sistema circulatorio (corazón, vasos sanguíneos, sangre), o del sistema respiratorio (boca, nariz, garganta, pulmones).

10. Ojo (s) Rojo (s)

Si el área blanca del ojo de tu perro se vuelve rojo brillante, es una señal de inflamación o infección que podría involucrar los párpados exteriores, tercer párpado, conjuntiva, cornea o esclera del ojo.

El enrojecimiento también podría indicar la inflamación de otras estructuras dentro del ojo, desórdenes de la cuenca y hasta glaucoma.

Algunos problemas del ojo pueden causar ceguera, así que cualquier cambio significativo en el aspecto del ojo de tu perro que debe ser investigado.

Conclusión 

Algunos síntomas de enfermedades de los perros pueden manejarse simplemente con permitirles seguir su curso, por ejemplo, cuando se trata de un malestar gastrointestinal temporal debido al exceso de snacks o chuches, cambio de alimentación, que haya comido algo en mal estado…

Otros síntomas pueden ser tan repentinos, graves y alarmantes que sabrás que es necesario llevar inmediatamente a tu mascota al veterinario o a un hospital animal para emergencias.

Los 10 síntomas mencionados anteriormente a veces son menos evidentes, por lo que esperamos haberte ayudado con esta pequeña guía.

7 Replies to “10 síntomas en tu perro que nunca debes ignorar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.