Estreñimiento en Perros (Causas y Tratamientos)

El estreñimiento en perros es un problema frecuente y no demasiado grave. Simplemente consiste en una dificultad para realizar las deposiciones que podemos solucionar con la alimentación adecuada y/o un cambio de hábitos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque no se trate de una dolencia de gravedad es necesario tomar medidas si observamos que nuestra mascota tiene dificultades para defecar. Si el estreñimiento no se resuelve puede acabar creando complicaciones como la aparición de vómitos o dolores abdominales, pudiendo derivar incluso en daños en el colón que requieran cirugía.

Por eso, es importante intentar solucionar los problemas de estreñimiento en perros los antes posible. En este post te ayudamos a identificar las principales causas de esta dolencia y te enseñamos cómo tratarla. También  te recomendamos los mejores alimentos que ayudan a prevenirlo. ¡Una buena dieta es la clave para la que nuestros perretes crezcan sanos y felices!

Causas y cómo tratar el estreñimiento en Perros

Lo más normal es que nuestros peludos defequen una o dos veces al día aunque todo depende de la raza, el tipo de alimentación que lleve y sus hábitos diarios. Sus intestinos están trabajando constantemente y es en el colón donde las heces se vuelven sólidas y se preparan para su salida.

El problema del estreñimiento es que si las heces pasan más tiempo de lo normal alojadas en el colón estas se van endureciendo y secando, siendo cada vez más difíciles de expulsar. Esto, básicamente significa que cuanto más tiempo pase el perro sin hacer sus necesidades más grave será el problema. Por eso es tan necesario actuar con rapidez si detectamos que nuestra mascota está estreñida.

Principalmente, el estreñimiento en perros puede darse por cuatro motivos:

  1. Alimentación inadecuada: Es la causa más común. Es muy normal que las dificultades para defecar se den en perros que comen muchos huesos porque no son capaces de digerirlos correctamente. También pasa algo similar con los que se tragan astillas de palos, por ejemplo. Por supuesto, la falta de fibra también es una causa muy común de estreñimiento así como la deshidratación.
  2. Disminución del movimiento intestinal: Causada por diferentes medicamentos o en casos de edad avanzada y/o poco ejercicio físico. También puede darse por enfermedades como la diabetes o por hipotiroidismo.
  3. Problemas que dificulten el paso de las heces a través del colón: Las hernias, un aumento de la próstata o la presencia de algún cuerpo extraño que se haya podido tragar.
  4. Retención voluntaria: Quizá el perro esté aguantándose las ganas de defecar por diferentes razones como que pase mucho tiempo en casa sin salir, porque siente dolor al hacerlo, por estrés…

Como comentábamos anteriormente, es importante que actúes con rapidez para evitar que el estreñimiento desencadene un problema mayor. Prueba con las siguientes soluciones y si no lo consigues, acude al veterinario:

  • Asegúrate de que bebe mucha agua: La hidratación es fundamental para que las heces se ablanden y puedan expulsarse con mayor facilidad. Un truco es añadir caldo de pollo casero (sin sal) al agua para darle sabor y mezclar comida húmeda con su alimentación seca.
  • Elimina los huesos de su dieta
  • Aumenta la frecuencia y duración de los paseos y ejercicio diario: De esta forma estimularás el movimiento intestinal y le ayudarás a eliminar las heces.
  • Introduce alimentos ricos en fibra en su dieta y opta por suplementos especialmente indicados para favorecer la salud gastrointestinal.

Alimentos que ayudan a prevenir el estreñimiento en Perros

Una alimentación equilibrada es la mejor opción para prevenir cualquier tipo de problema gastrointestinal en nuestras mascotas, el estreñimiento entre ellos. Incluir alimentos húmedos como la tripa verde fresca de Altudog y opciones que ayuden a la digestión como los snacks de tripa verde de vacuno. Se trata de un producto deshidratado con una gran capacidad para mejorar los síntomas del intestino irritable, diarreas y otras molestias de tipo intestinal.

Otra gran forma de prevenir el estreñimiento en perros es incluir suplementos naturales en su dieta, estas son las mejores opciones relacionadas con la salud gastrointestinal y el control de peso:

  1. Spirulina: Cuenta con grandes efecto anti-inflamatorios y antioxidantes, además de ser un gran corrector de la hiperacidez estomacal.
  2. Algas marinas: Es un complemento ideal en las comidas equilibradas por su alto contenido en minerales, oligoelementos y vitaminas.
  3. Levadura de cerveza: Este complemento es ideal si queremos introducir a nuestro perro en una dieta natural y en crudo. Además, tiene un gran efecto en su flora intestinal y sistema inmunitario.
  4. Aceite de coco: Este producto ayuda en el tratamiento y curación de trastornos digestivos como el síndrome inflamatorio intestinal y la colitis. También ayuda a prevenir y controlar la diabetes y a controlar y equilibrar la insulina en perros diabéticos.
  5. Citrato de calcio: Debido a sus propiedades ácidas, este producto apoya las funciones del ácido estomacal por lo que es altamente recomendable si optamos por una dieta casera o cruda para nuestro perro.
  6. MSM: Se utiliza para tratar enfermedades del tracto gastrointestinal como gastritis, IBD, inflamación de glándulas anales, etc. Contribuye a la salud de la mucosa intestinal y la salud de las vías respiratorias alérgicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.