Dermatitis en Perros ¿Se rasca mucho tu Perro?

La dermatitis en perros es una enfermedad de la piel que puede darse por causas muy diversas, desde por culpa de la alimentación hasta por la presencia de algún alérgeno como el polen, los ácaros del polvo o el moho; entre muchos otros.

Algunas razas son mucho más propensas a sufrir este tipo de problemas, es el caso del Bulldog Francés o el Shar Pei, ya que la herencia genética es un factor muy relevante. Aunque hay que aclarar que cualquier perro puede verse afectado por esta dolencia, independientemente de su raza y edad. Por lo general la dermatitis en perros suele empezar a mostrar signos entre el primer y tercer año de edad y va empeorando con el paso del tiempo porque la piel se vuelve cada vez más sensible.

Si observas que tu mascota se rasca mucho y se lame y limpia con frecuencia es recomendable que vigilemos cuál puede ser la causa de los picores. Los signos de la enfermedad empiezan estando localizados en su cara, orejas, axilas, ingles y patas pero pueden acabar extendiéndose por todo el cuerpo.

Es importante acudir al veterinario cuanto antes para averiguar la causa de la dermatitis de tu compañero de cuatro patas y todas las medidas que puedes llevar a cabo para eliminarla o al menos reducir sus síntomas. Por lo general, un cambio de dieta ayuda y apoyarla con suplementos para piel y pelo es una estrategia ideal para que disminuyan los síntomas.

Mi perro se rasca mucho. Causas y cómo tratar la dermatitis canina

Uno de los motivos más comunes para visitar el veterinario es que nuestro perro se rasque demasiado. Los motivos y enfermedades que pueden provocar picores en nuestras mascotas son muchas y muy diversas, estas son algunas de las más comunes:

  • Ácaros: Se trata de diferentes tipos de parásitos que se alojan en la piel del perro, se alimentan de sus tejidos y se alojan ella. Hay varios tipos de ácaros siendo uno de los más preocupantes el de la sarna por ser muy contagioso y agresivo. Este tipo de parásitos se transmiten por contagio directo con otros animales infectados o por pasear en zonas con la hierba muy alta.
  • Pulgas: Es una de las causas más frecuentes de dermatitis en perros. Por lo general, basta con combatir la pulga para que poco después desaparezcan los síntomas. Sin embargo, algunos perretes son alérgicos a la picadura y el caso puede empeorar.
  • Presencia de alérgenos: Es la principal causa de lo que conocemos como dermatitis atópica canina (DAC), suele darse por temporadas como en la primavera por culpa del polen y afecta especialmente a la cara, patas y extremidades.
  • Intolerancias o alergias alimentarias: Es la tercera causa más común, por detrás de la causada por pulgas y la DAC. El desencadenante suele ser comidad que el perro lleve tomando durante bastante tiempo, siendo muy común la alergia a la proteína de trigo y otros cereales. En este caso, la solución es simplemente apostar por un pienso sin cereales.
  • Otras causas: Infecciones por hongos, bañarlos en exceso o utilizando productos inadecuados para perros, etc.

El primer paso para tratar la dermatitis de nuestro perro es acudir al veterinario para que nos ayude a determinar cuál es la causa. Una vez que la tengamos clara podemos actuar de diferentes formas:

  • Si es por culpa de un alérgeno: Simplemente tendremos que intentar evitarlo en la medida de lo posible. En el caso de que la alergia sea alimentaria la solución es hacer un cambio de dieta. Hay que destacar en este punto que los piensos naturales son una gran opción para prevenir la aparición de alergias, al tener menos componentes y ninguno artificial tienen menos posibilidades de provocar reacciones adversas.
  • Medicación para paliar los casos más graves y en dermatitis de carácter hereditario.
  • Uso de champús y cremas especiales para pieles sensibles.
  • Complementos alimenticios para combatir síntomas como inflamaciones, picores e hipersensibilidad de la piel.

Cómo mantener su piel saludable con alimentación y suplementos

Como comentábamos antes, cuanto más natural sea la alimentación de tu peludo, menos probabilidades tendrás de que sufra cualquier tipo de reacción alérgica a su comida. O, en el caso de que la tenga, resultará mucho más sencillo detectar cuál es el alimento que se la está produciendo.

Por otro lado, en lo que respecta a la alimentación hay que destacar lo beneficioso que resulta incluir suplementos alimenticios naturales en la dieta de nuestras mascotas para prevenir y combatir los síntomas de la dermatitis. Estos son algunos de los más importantes:

  • Aceite de salmón: Gracias a su alto contenido en Omega3 es tiene un efecto muy positivo para combatir alergias y evitar inflamaciones. También es perfecto para combatir la picazón o la caspa.
  • Levadura de cerveza: Su acción antiparasitaria es ideal para repeler a parásitos, es especialmente efectiva en el caso de las pulgas.
  • Colágeno: Cuenta con los mismos aminoácidos que están presentes de forma natural en los huesos, cartílagos, piel y pelo; ayudando a que se mejore la salud de estos.
  • Aceite de coco: Es un repelente natural de garrapatas y otros parásitos y puede utilizarse para acelerar la curación de heridas creadas por estos seres.
  • MSM: Este compuesto se utiliza principalmente como antiinflamatorio y para combatir alergias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.