Mi perro no tiene energía: Causas principales ¿Qué hacer?

En este artículo queremos destacara algunas de las principales causas de pérdida de energía en un perro y cómo ayudarle a recuperarla.

Causas principales de pérdida de energía en perros

Madurez

Son muchos los perros que a partir de cierta edad bajan el ritmo y ya no tienen la misma energía que cuando eran cachorros. Aunque nos sigan pareciendo cachorros y les veamos como nuestros pequeñines, el tiempo también pasa para ellos y son cachorros sólo el primer año de edad. Después, generalmente, a partir de los 7 años de edad se dice que empieza la etapa de su vejez. Es normal entonces que el perro tenga menos energía, sus ganas de jugar o salir a la calle no sean las mismas que antes. Es un proceso vital normal, lo mismo ocurre con los humanos, a medida que vamos creciendo nuestra energía y agilidad van cambiando, reduciéndose poco a poco.

Para hacerte una idea y poder comparar la edad de tu perro con la edad de los humanos puedes multiplicar su edad por 7. El resultado se asemejará más a la etapa de vida en la que estaría una persona.

Estación del año

Igual que sucede con las personas, las estaciones del año también influyen en el estado anímico de nuestros perros. Luego además entran los gustos y preferencias de cada uno: hay perros a los que les encanta el frío y hay perros que son felices con el calor.

Sin embargo, si hablamos de una mayoría, generalmente los perros tienden a tener un estado de ánimo más “aletargado” durante las épocas de mucho calor por lo que dormirán más y tendrán menos ganas de salir o de jugar contigo u otros perros.

En este sentido nos gustaría recordaros que los perros no tienen un sistema de regulación de temperatura corporal tan eficaz como el nuestro por lo que pueden sufrir más con el calor, y por tanto durante las épocas de altas temperaturas tendremos que evitar que salga en las horas de más calor y cuando salga, siempre mejor a primera hora o última del día, siempre llevar agua con nosotros.

Dieta inadecuada

Este apartado es muy importante, especialmente si tu perro es aún joven en la que debería tener energía pero últimamente has notado que la ha perdido. En estos casos deberíamos preguntarnos: ¿Está mi perro tomando una alimentación saludable y adecuada a sus necesidades? Los perros obtienen su energía de la alimentación, si tu mascota no come ingredientes de calidad que le aporten los nutrientes que necesita su organismo, esa carencia se verá reflejada en el estado de ánimo.

Enfermedad

Las enfermedades son una de las principales causas de pérdida de energía en los perros, especialmente si esta pérdida de energía se produce de manera repentina. Puede tratarse de algo grave o de una simple gastroenteritis que le genere malestar y acabe con sus ganas de jugar o salir a pasear. En estos casos lo mejor es dejarles descansar pero siempre vigilando que no ese malestar no se alargue ni se agrave, en cuyo caso debemos acudir inmediatamente al veterinario para que le diagnostique.

Estado de ánimo

Los perros experimentan muchas emociones de manera idéntica que las personas e incluso a veces de manera más intensa.

Existen cada vez más evidencias científicas que demuestran que la pérdida de un propietario o de un compañero animal provocan cambios en el comportamiento del perro que se asemejan a la depresión humana.

Los perros también son sensibles al maltrato y al aislamiento social. Estas situaciones pueden generar un estado anímico depresivo que se manifiestan con comportamiento como la pérdida de interés por cosas que antes solían animarle, pérdida de energía, reducción del nivel de actividad, pérdida de apetito, irritabilidad y aumento del sueño.

Si crees que tu perro presenta síntomas de un estado depresivo te recomendamos que acudas al veterinario para tratarle.

¿Cómo ayudar a mi perro a recuperar la energía?

Aquí te dejamos algunos consejos para hacer que tu perro recupere su energía en aquellos casos que la ha perdido por motivos de edad, cambios ambientales o alimentación.

Motiva a tu perro a socializar con otros

Mantener a tu perro socialmente activo es muy importante para él, no olvides que por naturaleza ellos buscan pertenecer a una manada.

Cuando sales a pasear es importante aprovechar para que tu perro interactúe con otros, y si además son cachorros con mucha energía esto le ayudará a animarse porque le buscarán jugar con él y divertirse.

Cuidados especiales para perros mayores

La alimentación de tu perro cuando se va haciendo mayor es fundamental para mantener su vitalidad física y su salud. Para ello es importante que su dieta esté basada en ingredientes naturales de calidad que conserven sus nutrientes para que el organismo del perro pueda aprovecharlos. Recuerda que la base principal de la dieta de un perro siempre debe ser la carne de calidad (al menos en un 50%).

La estimulación cognitiva

Es importante seguir estimulando la mente de nuestros perros sin importar la edad que tengan. Para hacerlo, podemos prepararles juegos de olfato con pequeños premios de entrenamiento o juego de estimulación cognitiva con snacks naturales. Esto les ayudará a desacelerar el envejecimiento neuronal y a mantenerles ocupados.

También es muy importante para ellos la masticación: hace que se relajen y eliminen estrés. Para ello es bueno darles snacks dentales naturales para la masticación durante al menos 20 minutos al día, de manera supervisada.

Cariño y atención que no falte nunca

A los perros, en cualquier etapa de su vida, buscan tu atención y cariños, sin ellos no serían los mismos. Dedícale el tiempo que necesitan y dales todo tu amor, nadie te lo devolverá con la fuerza e incondicionalidad que lo hacen ellos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.